Los efectos visuales conocidos como VFX (Visual F/X) constituyen una forma de modificar imágenes o vídeos a través del uso de programas de software. Mediante la utilización de técnicas de creación y procesado en 3D es posible crear entornos realistas a través de un ordenador.

Dos claves de la composición VFX

– Las posibilidades de poder modificar las imágenes de forma digital suponen una potente herramienta de diseño.

– La evolución de los procesos de posproducción digital y la versatilidad que ofrecen las tecnologías de render 3D son aplicables a múltiples sectores.

Industrias que se benefician

Rápidamente se asocia la composición VFX al cine y la industria de los videojuegos, pero la capacidad para crear desde cero espacios es un recurso de mucho peso para otros campos de actividad.

En el terreno de la arquitectura, sirve para desarrollar lo que se conoce como infoarquitectura.

Gracias a la composición VFX es más fácil comunicar los proyectos que se van a llevar a cabo. A través de los programas de software es posible crear escenarios realistas a través de texturas, efectos de iluminación y también infografía. La utilización de dibujos y planos es muy útil para los profesionales de la arquitectura. Sin embargo, de cara al cliente es mejor una demostración visualmente explícita del resultado final.

Una vez decididos los parámetros del escenario que se quiere crear, el programa de software “renderiza” (de ahí el nombre de render) los datos introducidos. Posteriormente, se genera una imagen virtual con los parámetros indicados.

Ventajas de la composición digital en arquitectura

– Versatilidad:

Permite mostrar un resultado realista de cualquier tipo de proyecto o productos concretos. El cliente puede visualizar a la perfección el producto que va a comprar.

– Excelente herramienta publicitaria:

Se utiliza para trasmitir una visión fidedigna. Puede hacerse antes o después de la construcción.

– Permite investigar ideas:

A lo largo del proceso de trabajo pueden probarse texturas, colores y todo tipo de parámetros para tomar las mejores decisiones. En interiorismo por ejemplo, es posible ver el efecto de diferentes tonalidades y cómo se pueden mejorar los contrastes de color.

De hecho, en el sector del diseño de interiores ha adquirido tanta importancia que resulta casi imprescindible. La gran mayoría de estudios de arquitectura y agencias inmobiliarias se sirven de la composición VFX para crear escenarios, estructuras, decoraciones e iluminaciones. En el terreno del mobiliario también se utiliza para crear sillas, mesas, estanterías y cualquier elemento imaginable.

Un sector en expansión

La infoarquitectura es uno de los términos que se emplean para englobar todo este tipo de trabajos. Es un sector en crecimiento, ya que cada vez más empresas y profesionales necesitan diseñar escenarios y mobiliario para mostrar lo que son capaces de crear.