Archives for enero 2017

El perfil del diseñador gráfico

Videojuegos, publicidad, revistas, cine, arquitectura… En todos estos ámbitos se necesita a un diseñador gráfico en plantilla. La comunicación es importante en cualquier área, y esa es la principal tarea que desarrolla un diseñador: comunicar. Pero no de forma textual u oral, tiene que saber contar algo con imágenes; que con un solo vistazo se comprenda el mensaje que se pretende transmitir.

Es un trabajo bastante complicado y condicionado siempre por la creatividad. Se necesita una formación superior para dedicarse profesionalmente a ello. Además, existen diferentes campos de estudio según dónde se pretenda desarrollar la carrera profesional. Pero sea cual sea el ámbito elegido, el diseñador debe aprender a usar y dominar los softwares digitales para poder diseñar en un ordenador. Sobre todo, las herramientas de trabajo que todo diseñador conoce son los programas de Adobe: Photoshop, Illustrator e InDesign. Y si avanzamos hacia el diseño en 3D, AutoCad o Cinema 4D serán los protagonistas de la jornada laboral.

Sin embargo, no basta solo con los conocimientos teóricos y la práctica. Como todo buen comunicador, hay que saber captar la atención del público, pensar en cuál es la mejor forma de enganchar a un cliente, un lector o cualquier usuario. Para cumplir con esto, es fundamental creer en sí mismo, porque el trabajo que se presente siempre va a ser el centro de todo tipo de críticas. Y estas pueden ser objetivas y basarse en el fondo del proyecto o simplemente comentarios sin propiedad. A esos últimos mejor no hacerles caso, pero los otros siempre hay que tenerlos en cuenta para autoevaluarse y mejorar en cualquier aspecto.

Bien es cierto que es una profesión en la que la creatividad es un aspecto fundamental, y muchas veces la inspiración se va de vacaciones. No pasa nada, ya volverá, seguro. Pero mientras tanto, observar los trabajos de otros diseñadores nos puede servir para que vuelva más rápido. Eso sí, se mira pero no se toca. Copiar un diseño es una práctica que, por desgracia, suele suceder bastante. En esos momentos hay que saber ponerse en el lugar del otro y comprender que detrás de cualquier diseño hay una persona que ha dedicado tiempo y esfuerzo.

Aunque si un diseñador es capaz de crear una marca propia, un estilo que se asocie a su nombre, es fácil notar el plagio. Y eso se consigue siendo profesional y estando pendiente de cualquier detalle, en definitiva, persiguiendo siempre la perfección. Tomarse el trabajo con calma, pero con organización. Demostrar al jefe o a un cliente que ha hecho una buena elección y mostrar siempre seguridad, respaldando el trabajo con palabras que convenzan a cualquiera.

Y sobre todo, estar en constante renovación. No hay que pasar por alto las modas y tendencias, ya que las empresas van a querer estar siempre a la última. Y no sólo en lo que a diseño se refiere, también hay que estar al día de los nuevos programas de edición y los nuevos dispositivos que se convertirán en nuestros mejores aliados en el proceso de creación. Sin olvidar que hay que saber utilizarlos a la perfección, así que nunca sueltes el cuaderno, porque el aprendizaje en esta profesión no se acaba nunca.

Por último, hablemos de las posibilidades laborales. Como hemos comentado en los primeros párrafos, las ramas de especialización en diseño gráfico son muy amplias. Pero si nos basamos en datos reales, el diseño gráfico se sitúa dentro de los 10 perfiles laborales más demandados. Así que, si estás pensando en formarte o dedicarte a ello, vas por buen camino para conseguir un puesto de trabajo.

Read more

Las primeras creaciones en 3D

Siempre hay una primera vez para todo. Y es que, las primeras veces suelen ser un desastre, pero hay ocasiones en las que el primer paso de algo puede marcar un hito en la historia. Es el caso, por ejemplo, del descubrimiento del fuego. Pero si vamos a algo más actual y dentro de nuestro campo, tenemos que trasladamos a 1972, año en el que se realizó la primera imagen en tres dimensiones diseñada por ordenador.

 

Una mano y un rostro. Esos fueron los primeros elementos que se crearon. Concretamente, se trata de la mano izquierda de Edwin Catmull, uno de los creadores de esta primera animación 3D, junto con Frederic Parke y Robert Ingebretsen. Llama mucho la atención que las técnicas que se usaron entonces para realizar el diseño, se aproximan bastante a las actuales. Para ello, los tres informáticos generaron la imagen polígono por polígono y posteriormente la incorporaron de forma manual al modelo tridimensional para luego darle movimiento.

El vídeo del proceso de creación se puede ver en Internet gracias a Robby Ingebretsen, el hijo del creador con el que comparte apellido. No obstante, Hollywood descubrió la cinta antes de ser publicada en la red y la aprovechó incluyendo su contenido en la película Futureworld (Mundo futuro), estrenada en 1976.

Pero lo que de verdad supuso un avance en lo que al 3D se refiere fue el estreno de la película ‘Toy Story‘ en 1995. La historia de Andy, un niño que jugaba con un vaquero y un guardián de la galaxia que cobraban vida cuando no había humanos en la costa. Fue el primer largometraje de la historia que se realizó en su totalidad con animación en tres dimensiones. Las taquillas reventaron ante tal novedad, generando más de 550 millones de dólares.

Detrás de todo este éxito estuvo la empresa Pixar, que fue la encargada de producir la película. Pero… ¿a que no sabéis quién la fundó? Pues ya hemos hablado de él. Fue Edwin Catmull, el mismo que realizó el diseño de su mano en 3D. Pasaron 23 años entre el primer diseño tridimensional del mundo y la primera película de animación con el mismo formato. Como dato curioso, se escogió hacer una historia sobre juguetes (de plástico) para que no se notara que esta tecnología aún no era capaz de representar “materia viva”, así que casi todas las superficies que se plasman en el filme son duras.

Pixar fue absorbida por Disney, la compañía por excelencia de la industria del cine infantil. En poco más de 20 años, Disney Pixar ha producido más de 250 películas diseñadas por ordenador. La mayoría de ellas han conseguido recaudaciones millonarias; y ‘Frozen’ y ‘Los Minions’ se han colado en la lista de las películas más taquilleras de la historia ocupando el noveno y undécimo lugar respectivamente. Incluso si nos vamos a la cabeza del ranking nos encontramos con más animación 3D, ya que la película que más se ha vendido de la historia es ‘Avatar’ con unos beneficios de más de 2.788 millones de dólares.

Viendo estos datos, se podría decir que el diseño en 3D es una profesión con grandes posibilidades. Y no sólo se centra en el cine, los videojuegos también generan ingresos millonarios. También en la arquitectura y muchos otros ámbitos las infografías y modelos tridimensionales forman parte del trabajo diario. En vista a todo esto, el perfil del diseñador tiene que ser muy completo, así que hablaremos de ello en los siguientes posts.

Read more

El paseo de la fama de los softwares de creación 3D

Las infografías y los diseños en tres dimensiones no serían posibles sin un programa informático que les diese volumen e iluminación para convertir un dibujo en una imagen de apariencia real. En la entrada anterior ya mencionamos algunos de estos programas y ahora vamos a definir algunas características de los que más se usan a nivel profesional.

Una de las empresas dedicadas al software de diseño en 2D y 3D de mayor importancia es Autodesk. Ha desarrollado tres de los cuatro programas que vamos a resumir a continuación. En su web, la empresa se describe con una simple frase: “Autodesk crea softwares para la gente que crea cosas”.

Empezamos por 3Ds Max. Este es un sowtware desarrollado por la empresa Autodesk y se utiliza habitualmente en el proceso de creación de anuncios para la televisión, arquitectura, videojuegos y películas. Su última versión es Autodesk 3ds Max 2017 e incluye novedades como un render a tiempo real mediante trazado de rayos 360º o una ventana gráfica del zoom infinita, entre otras características novedosas. Solo está disponible para Windows y se puede descargar una prueba gratuita de 30 días en su web.

Y vamos a por otro de Autodesk: AutoCAD. Es uno de los grandes aliados de los arquitectos, diseñadores industriales e ingenieros, ya que sus funcionalidades de edición hacen posible la creación de planos digitalmente y la recreación en tres dimensiones de edificios. Con este programa también se puede importar la geometría de un archivo PDF al dibujo como objeto de AutoCAD. Además, tiene una comunidad en la nube donde los usuarios comparten sus proyectos y reciben ayuda recíprocamente. Está disponible para y Windows y Mac Os X.

Otro de la misma compañía es Maya. Es una herramienta de Hollywood, ha conseguido ser el único software con un premio Oscar. Esto se debe al gran impacto que ha supuesto para la industria cinematográfica. Maya permite crear animaciones muy realistas y efectos especiales. Además, dispone de muchas herramientas de modelado, renderización, e incluso simulación de ropa y cabello. También se puede instalar en Windows y Mac OS X y ofrece una prueba gratuita en su web.

Y por último, os presentamos a Cinema 4D. En este caso nos encontramos ante un programa que promete ser útil tanto para principiantes como profesionales. Lo que diferencia a Cinema 4D de otros softwares es que se aprende mucho usándolo. Al tener una interfaz intuitiva permite obtener resultados profesionales rápidamente, además de que la velocidad de renderización es muy alta. Tiene versiones tanto para Windows como para Macintosh y cuatro ramas según el acabado que se quiera obtener: Studio (para 3D de alta calidad), Broadcast (para crear gráficos dinámicos), Visualize (para arquitectura y diseño) y Prime (para profesionales del 3D).

Estos son solo cuatro de los programas de creación y diseño en tres dimensiones que forman parte de una larga lista. Existen también otros softwares dedicados a un público más principiante que son totalmente gratuitos como TinkerCAD o SketchUP. Esperamos que os haya servido este post y… ¡que el 3D os acompañe!

Read more

Hablemos de los renders

Hacer un boceto en papel, trasladar la idea al ordenador y renderizar. Rederi… ¿qué? Renderizar. Sí, esa palabra que se suele leer en los manuales de los softwares de edición fotográfica y audiovisual. Pero, ¿qué significa? ¿De dónde viene esa palabreja?

El término renderizar viene de la forma inglesa rendering, y esta viene de la palabra render. Es un concepto que se usa mucho entre los diseñadores y editores 3D. Un render es una imagen digital basada en una figura o escenario en tres dimensiones. Para esto hace falta un programa informático especializado que esté enfocado en dar un aspecto realista desde cualquier perspectiva del modelo. El objetivo es conseguir una infografía que se asemeje lo máximo posible a la realidad.

Una vez que esté hecho el modelo 3D hay que añadirle texturas, una iluminación lo más parecida posible a la realidad del espacio que se quiere representar, e incluso técnicas de edición fotográfica que hagan que el dibujo digital parezca una fotografía de una escena real. Si se cumplen todos estos puntos, el render tendrá una alta calidad, pudiendo engañar al ojo humano.

Dependiendo de la finalidad de la infografía se pueden usar dos procesos diferentes de renderización:

Si lo que se pretende es conseguir una imagen de una calidad muy alta, lo mejor es desarrollar el trabajo mediante el pre- renderizado. Esto quiere decir que todos los movimientos y saltos de escenario en tres dimensiones ya estaban programados antes de renderizar. Por eso, esta técnica se usa sobre todo en películas de animación o fantasía, donde ya hay un guion que hay que seguir.

Sin embargo, si el objetivo es la creación de un videojuego o algún proyecto que no esté guionizado, es preferible el renderizado en tiempo real. Es habitual que este tipo de animaciones se procesen a través de tarjetas aceleradoras de 3D. La razón de esto es que en un juego los movimientos del jugador son impredecibles, por eso los movimientos y los cambios de escena se van calculando en tiempo real. Sin embargo, en los videojuegos suelen añadirse imágenes pre-renderizadas como las texturas para facilitar el trabajo al procesador del reproductor.

El render es un término básico en el diccionario del diseñador gráfico, ya que la mayoría de los programas de diseño en 3D lo utilizan. Entre los softwares más usados están 3DS Max, Cinema 4D, Autocad o Maya, entre muchos otros. De esto mismo, de los programas, os hablaremos en el próximo post. ¡Hasta pronto!

Read more

¿Es posible teletransportarse?

Por fortuna o por desgracia, la ciencia aún no ha conseguido descubrir la clave para la teletransportación de un cuerpo (o, al menos, no nos lo han comunicado). Pero sí que podemos acercarnos a esa sensación gracias al avance de las nuevas tecnologías, que hacen que el mundo se parezca cada vez más a una película de ciencia ficción.

Este último año se ha oído hablar bastante de la realidad virtual, sobre todo en el mundo de los videojuegos. Pero la cosa no queda ahí. La realidad aumentada ofrece la posibilidad de viajar tanto en el espacio como en el tiempo, y eso es, en parte, gracias al desarrollo de la infografía en tres dimensiones.

Viajar sin salir de casa es una de las últimas propuestas que se están ofreciendo. Las reconstrucciones de paisajes reales mediante la tecnología 3D hacen posible trasladarse a cualquier parte del mundo con la ayuda de unas gafas de realidad virtual. Es una de las tareas más complicadas de un infografista o diseñador 3D, ya que hay que ser fiel a todo tipo de detalles para que el viaje parezca lo más real posible.

Esta es una forma muy útil para las agencias de viajes de promocionar sus paquetes de vacaciones. O como parte de la exposición de una ciudad en una feria de turismo. Y no solo las empresas turísticas se pueden beneficiar de esta tecnología, sino una amplia variedad de sectores como puede ser la arqueología.

Las reconstrucciones también sirven para movernos a nuestro antojo por el tiempo. Ejemplo de ello es la reproducción de una vivienda de Pompeya; pero no destruida por la lava del Vesubio, sino antes de la catástrofe. Eso sí, se necesita combinar la tecnología en tres dimensiones con conocimientos de arqueología tradicional. Y no sólo permite conocer lugares desaparecidos. Las infografías y reconstrucciones en 3D nos acercan incluso hasta nuestros antepasados. Gracias al infografista Philippe Froesch hemos podido contemplar el rostro de una mujer del neolítico.

Todo esto es posible gracias a un trabajo bien hecho. Para crear desde cero un paisaje o copiar uno que ya existe se necesita invertir mucho tiempo. El diseñador 3D tiene que saber calcar la realidad para que funcione bien. Saber elegir las formas, los colores, la iluminación… Que todo quede perfecto para que la imagen sea lo más auténtica posible. Solo un buen profesional es capaz de elaborar infografías tan complejas y, además, otorgarles movimiento.

Si ya somos capaces de viajar sin movernos, o conocer a nuestros ancestros gracias a la tecnología… ¿Qué nos deparará el futuro? ¿Podremos teletransportarnos sin necesidad de unas gafas de realidad aumentada?

Read more

Un proceso complejo llamado infografía 3D

Cuando vemos una película de animación en tres dimensiones, muchas veces nos asombramos al dudar si lo que estamos presenciando se trata de una imagen real o está producida por un ordenador. Ese es el objetivo que tiene que tener en mente un infografista 3D.

Es cierto que en la arquitectura no se pretende contar una historia como en una película, pero sí que se espera conseguir el acabado más realista posible. Es por eso que el objetivo es el mismo. Todo el que se quiera dedicar a este mundillo debe tener claro que las prisas no son para este trabajo, lo que prima aquí es la paciencia. Al igual que un pintor o un director de cine, su primera obra puede que no sea la mejor. Sin embargo, tras practicar una y otra vez conseguirá dominar su arte y sobresalir. No obstante, siempre existen algunos trucos o consejos que ayudan a empezar.

Lo primero que hay que saber en la creación de un modelo en tres dimensiones es el objetivo del mismo. ¿Qué se pretende mostrar? La infografía es una herramienta de comunicación visual bastante efectiva y que consigue captar la atención. Si no conseguimos que nuestra idea coja la forma adecuada, nos costará mucho que los demás la entiendan con un simple vistazo. Y eso es otro punto a tener en cuenta, ¿quién va a ver nuestra creación? El público al que vaya dirigida la infografía cambiará mucho el aspecto de la misma. Si tenemos claro esos dos aspectos, vamos por buen camino.

Al igual que un fotógrafo, hay que saber buscar el encuadre idóneo para lo que queremos enseñar. Y para conseguir el mejor encuadre hay que fijarse en la perspectiva. Con ella podemos jugar con las sensaciones de espacio y dar o quitar amplitud. Si, por ejemplo, tu objetivo es enseñar el salón de una casa a un cliente, lo que más conviene es darle amplitud y claridad a la escena y colocar los elementos de forma clave para conseguir una imagen armoniosa.

Si no hay luz no hay volumen. La iluminación puede que sea el punto clave para que una infografía en 3D pase de ser una reconstrucción cutre de la realidad a parecer una fotografía. Para conseguir la luminosidad perfecta, lo que más nos va a ayudar es observar nuestro alrededor. Si queremos elaborar la fachada de un edificio junto al mar al atardecer, habrá que desplazarse a un lugar con características similares y observarlo para ser lo más fieles que podamos a la realidad. En este aspecto, nuestro ojo es nuestro mejor amigo, y tampoco viene mal una pequeña ayuda, así que puede ser muy útil tener una cámara a mano por si luego nos falla la memoria.

Si hemos seguido todos estos consejos, nuestra infografía 3D estará casi lista para sorprender a nuestro público. Y decimos casi porque siempre se puede mejorar, ser perfeccionistas nunca está de más. Echarle un poco de tiempo a la postproducción y añadir algún que otro efecto fotográfico hará que nuestro trabajo, ya sí que sí, sea inmejorable.

Read more

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies